octubre 07, 2008

Dejar todo atrás



«A mi me encanta correr porque es como si dejaras todo atrás, pero con la seguridad de que al final de la recta te vas a encontrar a ti misma»


Esa frase que me soltó cuando veíamos este formidable montaje, hace que, a pesar de tener mil cosas en común, seamos abismalmente diferentes. Mientras que yo disfruto correr porque siento que escapo de todo, incluso de mí, a ella le gusta porque siente que regresa a sí misma. Imagino que cada mañana que se ve en el espejo no tiene nada que reprocharse. Porque aunque la vida le duela y tenga que apretar los dientes, siempre hace las cosas bien.

También a raíz de esa plática, «Los 400 golpes», cobró un sentido diferente. Ahora me gusta pensar que a lo mejor Antoine Doinel no corría para huir de los problemas, sino para volver a él mismo, como ella, dejando todo atrás, hacia una playa abierta como una bienvenida.

Aquí una clara explicación del porqué del montaje de la escena final de la película con We rule the school, de Belle & Sebastian.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye pues esas amigas se presentan!!! No seas mala onda!!
Un saludo!

Paloma dijo...

Pues dime quién eres y lo pensaré, que no le voy a presentar a cualquier patán de esos que pululan por las calles... :)