junio 02, 2008

El bosque

En mi cumpleaños 26 recibí un regalo-clave para afrontar el salto a la madurez. Al darme el paquete, me explicaron que podían tenerse por aparte, pero que juntos cobraban un sentido mucho más profundo. Eran «La espuma de los días», de Boris Vian y «Hablaremos del miedo», el segundo álbum de Nadadora.

Decidí ir primero contra el libro, como si se tratara de un manual. Al principio creía que todo eran metáforas y no la descripción de una realidad surreal. Gente enamorada que pasea envuelta por nubes rosas -reales-, anguilas eléctricas que salen por el grifo y hablan -de verdad- con quien se está lavando los dientes, son lugares de lo más comunes en este mundo inventado por Vian, cuya piedra de toque son el final de los sueños y la pérdida de la inocencia.

Cuando se terminó «La espuma de los días», abrí «Hablaremos del miedo». Lo escuché una, dos, tres, veinte veces mientras fumaba como una loca y sostenía con la mano los retazos de corazón que aún me colgaban del pecho. Al leer las letras y acariciar la caja del disco, me preguntaba cómo era posible que alguien pudiera describir exactamente este miedo que yo sentía de entrar en el terrible mundo de la gente normal, o más bien, de abandonar el bosque de la inocencia para siempre.



El bosque

Podría no importar,
podría no pesar
podría estar mal,
todavía podría sentir
lo que solías hacer por mí
y ya no es así,
no es así,
no es así.

Recuerdo como entonces
nos apagábamos de golpe
y aún así solíamos sonreír.
Y siempre en el borde,
así cada noche,
era lo que nos gustaba sentir.
No nos solían entender,
no nos podían comprender.
Ya ves, ya ves, ya ves, ya ves,
sigue sin importar,
si no nos pueden creer
lo podemos volver a hacer.
Lo sé, lo sé, lo sé, lo sé.

Sólo habrá que continuar
hacia el bosque,
hacia el bosque,
allí no dolerá más,
nunca más.

3 comentarios:

Mariló dijo...

Oye buen post! Esta canción me fascina...
Ya casi cumplo 26 a ver si me das también un paquete como el tuyo, que me vendría genial!
Bsos

Paloma dijo...

Mejor buscamos un bosque que nos refugie para poder ir cuando queramos. Pero sí, ya se acerca tu cumple. A ver si este año me pongo guapa y te hago un regalo decente. A ver.

Sara dijo...

Hola guapa.
que bonito leerte...
biquiño.
Espero que nos veamos este fin de semana.
SARA.