octubre 18, 2007

Su sonrisa

Hoy por la madrugada soñó el teléfono. Era mi mamá. Al principio pensé que me llamaba para decirme que había nacido Alonso, mi sobrino. Pero no. No eran buenas noticias. Mi abuela murió. Y aún al escribirlo me parece que no es verdad. Mi abuela tenía los ojos más verdes y brillantes que he visto jamás. Tuvo una buena vida. Y tuvo una buena muerte. Eso me dijo mi madre, entera y fuerte como un roble.

Su infancia no fue feliz. Su madre murió de tuberculosis cuando ella tenía 7 años y desde hacía dos, no podía tocarla. Sus manos sólo se tocaban a través de un frío cristal. Ése fue el calor de madre que recibió mi abuela. A partir de su muerte se encargó de su hermano pequeño, Moisés. Un buen día lo cogió de la mano y huyeron de casa. Ella se encargó de que él estudiara, de que fuera un hombre de bien. Lo consiguió.

Era una mujer muy fuerte, muy seria y muy guapa. Yo era una de sus debilidades. Siempre conseguía sacarle una de sus codiciadas sonrisas. Era la “Señorita Colgate”. Ahora, al pensar en la buena vida que tuvo después al lado de mi abuelo, tampoco puedo dejar de sonreír. Y aunque se fue, creo que nunca la sentí tan cerca de mi.

7 comentarios:

Mariló dijo...

Palo
¡Se me puso la piel de gallina al leerte!
Aunque no conocí a tu má, pude imaginármela con esa descripción tan corta pero tan elocuente de ella... Gracias por compartirlo.

Te mando un abrazo!!

Paloma dijo...

Hasta hoy, que ha pasado una semana chequé tu blog, me emocionó mucho ver a tu hermosa abuela, tu má. ¡Qué hermosa era! siempre, hasta el final. Al igual que tú, todo el día hablo con ella, la siento muy cerca.
Te quiero.

eduardo dijo...

Palomita: Hoy me enteré de tu blog; lo que has escrito de Má es hermoso, llega a tocar lo mas recóndito y escondido de mi alma, esa parte que se guarda para los momentos especiales; porque lo que escribiste me hace recordar lo magnífica que era Má acá con nosotros y donde quiera que ella esté ahora.

Te mando un abrazo

Rodrigo dijo...

Palo: Lo siento. Un abrazo

Tu tio Roberto dijo...

Te mando un besote.

Anónimo dijo...

Hola Palomita: no pude ponerme en contacto por este medio hasta ahora. No sabes cuanto siento lo de tu abuela, ahora se por que eres tan hermosa, tienes a quién parecerte. Recibe un fuerte abrazote de este amigo que te quiere un montón.

Anónimo dijo...

Anonymous. Alias Patricio