agosto 04, 2007

La ventana indiscreta

Me encanta el criticón de mi papá. Llevo días y días tratando de encontrar inspiración para escribir en mi blog… para mejorarlo tantito… y ya que creo haber encontrado la forma de explicar claramente cómo relaciono a las luciérnagas con la laboriosa tarea de recobrar mi esencia (si es que eso se puede recuperar, o si existe como tal), me grita: ¡Ven, rápido! -Está asomado desde la ventana de su despacho muerto de la risa. De la casa de al lado está saliendo la vecina a paso veloz para que nadie la vea, pues trae vendas en la cara como resultado de una cirugía estética. "Se operó hasta las nalgas", dice mi papá entre carcajadas. Yo me alejo avergonzada de la ventana, porque la vecina alcanza a escucharlo.

1 comentario:

Paloma dijo...

PALOMITA YA VES, GENIO Y FIGURA...